Productores peruanos de banano denuncian trato injusto de Comercio Justo

Mariano (nombre protegido), es un productor de banano peruano del Valle de Chira, una de las regiones mas prometedoras en los últimos años para la producción de banano orgánico.

 

El es uno de los mas de 580 pequeños productores distribuidos en 61 sectores de producción con un área total de 410,84 ha., certificadas en los diferentes sellos como Globalgap, NOP / USDA Organic, FLO-CERT entre otros.

 

Mariano, dice ser uno de los primeros sembradores de banano en esa zona. Incluso mucho antes que apareciera el boom del banano orgánico. En su pequeña parcela de 1 ha., cosecha entre 35 y 40 cajas por semana.

 

Afirma que los precios del productor no están compensados. La caja al momento la están pagando $6,20. Sin embargo este no es el precio FOB de la caja. El precio FOB, en la semana 42 estuvo en $13,50. El no sabe porque el productor recibe menos del 50% de este precio. El exportador se margina un promedio mínimo de $4,00 por caja destarando la inversión en cartón, empaque plástico y transporte. Considera que esta negociación que esta abalizada por las certificaciones de Comercio Justo FLO-CERT, esta siendo muy injusta con los productores.

 

Esto ha motivado que varios productores realicen denuncias a través de las redes sociales. Afirma que a las autoridades del Ministerio de Agricultura de Perú, así como a las Asociaciones de Productores, como la que lo acoge y a todos los productores del Valle de Chira, la Asociación de Bananeros Orgánicos Solidarios Salitral, BOS, no le interesa la suerte de los pequeños bananeros ni tampoco la remediación ambiental.

 

Transnacionales compran el banano

 

 

Las empresas que tienen el sartén por el mango de la comercialización son las transnacionales Dole Perú y Chiquita. La presencia de Dole, es del 2010. Incluso DOLE PERU COPDEBAN, ha invertido en el desarrollo de una plantación propia de 200 ha. La denuncia de este productor y varios de esta zona del Valle de Chira, tiene que ver con la práctica monopolista de la transnacional. Sostiene que los productores están obligados a seguir parámetros de esta empresa en detrimento de su rentabilidad.

 

Una de estas prácticas es la obligación de llenar las cajas con un peso mayor al registrado en la orden de embarque. Los obligan a llenarlas con 21 kilos, cuando solo les pagan por 18 kilos. La exportadora argumenta que es para equilibrar la merma de peso que se da en la transportación. Los productores no tienen claro si esto es justificado o no.

 

La misma modalidad es adoptada por Chiquita, aunque la presencia de ésta, es esporádica y pocos productores hacen cajas para ellos. Esta situación, sostiene el productor es conocida por los dirigentes de las asociaciones como BOS, al igual que la certificadora FLO-CERT y los representantes de los otros sellos. Nadie, enfatiza, se atreve a ponerle un alto debido a que de por medio se ha institucionalizado la cultura de pagar el silencio y hacerse de la vista gorda.

 

Los pocos productores que se atreven a cuestionar o exigir el cumplimiento son marginados con prácticas intimidatorias y de discriminación. Dejan de comprarle las cajas por lo que prefieren no denunciar. Hay asociaciones de productores que totalmente han sido marginadas por Dole-Perú.

 

Respecto a los certificadores de FLO-CERT, revela el productor Mariano, vienen con una hoja de ruta trazada por las asociaciones de productores. Muchos de ellos ni siquiera se acercan a las plantaciones sino que simplemente abalizan como orgánicas las fincas debido a que han recibido atenciones privilegiadas de los directivos. Ratifica sus afirmaciones con fotografías de seudas instalaciones de empacadoras donde la rusticidad y el manejo anti técnico es evidente y deplorable. Esta forma caótica de manejar la fruta no es aislada sino la regla general en el sector. Sostiene que a pesar de estar bajo el sello de Comercio Justo, lo que los premia con un dólar adicional por cada caja exportada que debería revertirse en mejoras sociales y medio ambientales en cinco años no se ha mejorado nada y mas bien se nota un retroceso y quemimportismo de los principales dirigentes del sector banano y de los responsables de las transnacionales de la comercialización.

 

Esta publicación trato de contactar con uno de los responsable de Dole, pero no pareció interesarle el tema bajo el argumento de que las denuncias del productor le parecían chismes. Pero el cumulo de pruebas aportadas por los denunciantes obliga a que los responsables de la cadena del banano orgánico de Perú, muestren sensibilidad por una actividad en que la inocuidad del fruto es la carta de presentación en los mercados.

 

Instalaciones de Empacadoras y Manejo de desechos

 


Tal vez lo mas grave en todo esto, sostiene el productor peruano es las pésimas instalaciones de las empacadoras que son totalmente rústicas y no permiten realizar una buena calificación de calidad del banano de exportación. Esto asegura, puede llegarse a conocer en Europa por parte de los consumidores finales y de los propios organismo que están apoyando las exportaciones de banano peruano y objetar la ayuda proveniente de ellos.

 

En el tema medioambiental Mariano, ha tenido que acudir así mismo a las redes, para concientizar sobre la mala imagen que presentan algunas plantaciones de banano, donde los desechos plásticos e insumos que se utilizan para controlar las pocas plagas que tiene el banano peruano son dejadas a la buena suerte en la plantación con severas afectaciones para el medio ambiente en general.

 

Una de las denuncias mas contundentes la hizo recientemente el Alcalde de Sullana, Carlos Távara Polo, denunciando que el banano orgánico peruano se riega con aguas servidas. Afirmó el funcionario que mas de 7000 ha., reciben riego de estas aguas. Esto podría ser mas que suficiente para que el banano orgánico del Perú se le retire la certificación.

 

 

Asegura también el productor Mariano, que no hay un manejo eficiente de estos envases. En una serie de fotografías que circulan por la red se puede apreciar los envases dejados a un lado de las plantaciones en improvisados hoyos.

 

Existe preocupación a nivel de productores porque esto se conozca entre los consumidores europeos. Podrían ser sujetos de restricciones para que su fruta llegue hasta esos mercados.

 

 

 
 
 
 
 
EDITORIAL EN LINEA
Por:
Lcdo Kleber Exkart R.
Redactor en Jefe
El Rey Banano y la economía mundial.
El país se enfrenta en el 2015 al más duro revés económico de los últimos años como consecuencia de la caída de los precios del petróleo a nivel mundial y la contracción de mercados internacionales, especialmente el de China que este año se vio obligado a devaluar su moneda en un 17% al igual que muchas otras monedas.
REVISTA DIGITAL
BOLETIN DE NOTICIAS
Subscribase a nuestro boletín de noticias y manténgse informado de las últimas noticias, entrevistas, videos, seminarios, cursos, etc de la mayor revista bananera de nuestro país, Ecuador.

No espera mas.

Subscribase ahora a Banana Export!

Presidente: Sr. Enrique Gómez G. | Gerente: Eco. Francisco Charcopa | Editor: CORPUAGRO
Director Edición: Lcdo Kleber Exkart R.
Consejo Editorial:
Capt. Giuseppe Antonio | Ing. Julián Tanca | Ing. Alfredo Saltos Guale | Sr. Simón Cañarte | Eco. Jorge Muñoz | Contralmi. (r) Andrés Arrata | Sr. Sergio Seminario
Concepto Gráfico & Diseño y Diagramación: Sr. Enrique Izquieta . Secretaria Ejecutiva: Sra. Lidia Campos R.

DISEÑO & PROGRAMACIÓN DE PÁGINA WEB POR: NEOSIRYS ECUADOR

"Banana Export", es una publicación de Corpuagro.
Las cifras estadísticas son proporcionadas por la empresa de Manifiestos y Sopisco News.
Todos los derechos sobre los artículos son reservados, pudiendo hacer uso de su totalidad o parte mediante autorización expresa de la publicación citando la fuente.
© 2017 Banana Export . Todos los derechos reservados . Guayaquil - Ecuador