📣 ANUNCIA CON NOSOTROS

💼directorio de empresas

📱Servicio al Cliente: 0981059848

emiciones-de-carbono
Compártelo

CERO EMISIONES DE CARBONO EL RETO DE LA TRANSPORTACION NAVIERA

Hoy en día nos enfrentamos a algunos de los mayores desafíos. El cambio climático se ha convertido en el tema que define nuestro tiempo y, además, estamos luchando con los efectos a corto y largo plazo de una pandemia mundial.


En general, el transporte marítimo genera actualmente entre el 2% y el 3% del CO2 emitido por el hombre a la atmósfera. La cuestión es que a medida que el comercio mundial sigue creciendo, también lo hacen los volúmenes de transporte. Esto beneficiará a la economía, pero tiene un impacto en el planeta.  


Un estudio reciente de la IMO muestra que las emisiones de carbono de la industria naviera siguen aumentando. Si bien el transporte marítimo mejoró su eficiencia alrededor del 11% entre 2012 y 2018, si el sector no encuentra soluciones viables para cumplir los objetivos más exigentes de la IMO y eventualmente descarbonizar el transporte marítimo, se espera que las emisiones de GEI del transporte marítimo aumenten en un 50% o más por encima de los niveles de 2018 para 2050.  


La IMO ha fijado objetivos para: 1) reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la industria naviera en al menos un 50% para 2050, 2) reducir la concentración de carbono de las emisiones en un 40% para 2030 y un 70% para 2050, en comparación con los niveles de 2008. Se estima que el cumplimiento de estos objetivos costará alrededor de 1,65 trillones de dólares. Para descarbonizar completamente la industria del transporte marítimo, en particular durante este período de transición, las alianzas son extraordinariamente importantes. Ninguna entidad puede llegar hasta ahí por sí sola.


La Clase MSC Gülsün, introducida en 2019, es un gran ejemplo de cómo integrar las medidas de eficiencia energética en los nuevos buques. Además, hemos hecho importantes mejoras de eficiencia energética en nuestra actual flota a través de un enorme programa de modernización.

Para complementar estos importantes esfuerzos de reducir las emisiones, estamos explorando alternativas como el hidrógeno, el amoníaco, las pilas de combustible, el silicio, las baterías y el biometano.  


Hablemos de combustibles alternativos y tecnologías  


Hoy en día, las únicas opciones disponibles en el mercado para reducir significativamente las emisiones de la industria naviera a gran escala son la mejora de la eficiencia energética, el GNL o los biocombustibles. Ninguna de ellas va a proporcionar una solución completa o a largo plazo por sí sola. Los biocombustibles tienen niveles muy bajos de azufre y bajas emisiones netas de CO2; sin embargo, hay desafíos que resolver como son los volúmenes, la adecuada manipulación, el abastecimiento sostenible y la distribución. Tanto las cuestiones logísticas como las técnicas deben ser resueltas antes de que los biocombustibles puedan ser utilizados en la industria del transporte marítimo.


MSC ha sido pionera en el uso de biocombustibles producidos de manera responsable desde hace tiempo. Ya hemos pasado la fase de prueba y estamos usando de forma habitual mezclas que contienen hasta un 30% de biocombustible en Rotterdam. El uso de grandes volúmenes de mezclas de biocombustibles nos ayuda a reducir nuestra huella de carbono y también marca la diferencia en otros contaminantes puntuales.  


Cuando observamos las opciones a largo plazo para descarbonizar el transporte marítimo, el hidrógeno es una de las pocas que han surgido y que podría ser una opción potencialmente viable para las compañías navieras. También en este caso, hay importantes desafíos que superar relacionados principalmente con la densidad, almacenamiento y manipulación segura, pero podría ser posible producirlo de manera neutral en cuanto a gases de efecto invernadero utilizando técnicas ecológicas para desarrollarlo a gran escala. Los beneficios de usar hidrógeno limpio serían inmensos; de hecho, las únicas emisiones serían el vapor de agua y el aire caliente.


MSC ha estado siguiendo los avances en materia de hidrógeno limpio durante bastante tiempo y estamos colaborando activamente con la industria para acelerar el desarrollo de hidrógeno limpio para el transporte marítimo.


¿Hay una hoja de ruta?


Yo creo que esta industria se puede descarbonizar y se descarbonizará. ¿Creo que podría hacerse en la segunda mitad del siglo? Sí. ¿Creo que en un 50% para el 2050? Sí. ¿Sé cómo llegaremos hasta ahí? No, no lo sé. Aquí es donde intervienen la innovación, la tecnología y la inversión.


Debe producirse una inyección a gran escala de energía y capital en I+D para llevar combustibles alternativos y tecnologías de propulsión alternativas al mercado que podamos implementar y nos permitan descarbonizar a largo plazo. Todos debemos trabajar juntos para llegar a la meta de la descarbonización.


Más información en nuestro último informe de sostenibilidad o visita msc.com/sustainability para saber más sobre el enfoque de sostenibilidad de MSC.

suscribete