📣 ANUNCIA CON NOSOTROS

💼DIRECTORIO DE EMPRESAS

📱SERVICIO AL CLIENTE: 0981059848

ano-nuevo-2021-1

POR: KLEBER EXKART

el nuevo año 2021

Iniciamos el nuevo año 2021, con una gran expectativa por el despegue del sector bananero nacional. Las cifras del 2020, dan cuenta de un gran año en volúmenes de cajas, aproximadamente 370 millones que marcan un nuevo récord. Sin embargo, de esto el sector acusa una inestabilidad en los mercados como consecuencia de la pandemia del Covid 19, que no se alejado y pende como espada de Damocles, sobre la humanidad.

 

El sector también estrena un nuevo modelo de comercialización, aunque no es de reciente data, esperemos funcione dándole mayor flujo a los mercados, especialmente aquellos que están ralentizados y mostraron su debilidad en el 2020 al no poder cumplir con los contratos por razones logísticas y de caída de ingresos en sus respectivos países.

 

Los retos del sector son dinamizar la economía del país a través de la generación de divisas con las exportaciones de mas cajas año y la revalorización del precio de la caja en los retaliers, especialmente de Europa, que cada año buscan una caja de menor precio en desmedro de la rentabilidad del productor poniendo en jaque actividades como la sostenibilidad y sustentabilidad de la producción bananera nacional.

 

La industria bananera Latinoamericana tiene una agenda pendiente con la certificadora Rainforest Alliance, que ha sido el punto de partida de una fricción que parece se agudizará en el 2021, especialmente porque no se han podido poner de acuerdo respecto a la nueva norma de certificación expedida por la RFA en el 2020.

 

La reunión del pasado 18 de diciembre del 2020, ha sido considerada por los productores como “fallida”, al no poderse resolver los temas pendientes sobre la implementación de la norma y el desinterés de RFA de tratar el tema de los precios con los retaliers.

 

Los siete países Latinoamericanos: Ecuador, Colombia, Guatemala, Costa Rica, Honduras, Panamá y República Dominicana, han visto como RFA, ha desestimado los diálogos a expensas de una agenda rígida en la que prácticamente les han dicho que la norma ya esta cerrada y no van aceptar cambios.

 

Los productores consideran que se busca desmoralizar al sector bananero latinoamericano por un lado con un mercado minorista empoderado en Europa, que busca cajas de menor precios en los mercados a expensas de una menor seguridad en todos los ámbitos para el productor y el trabajador agrícola, el medio ambiente y la sostenibilidad del negocio. Y por el otro lado con cada vez mas exigencias verdes, que maniatan la productividad y elevan los costos de producción de la fruta. En esta coyuntura de fuerzas disimiles están desmembrando la producción de los países mayormente productores de banano para estos mercados.

 

Ecuador este 2021 le esta apostando a la productividad. El gobierno ha emprendido una fuerte campaña para mejorar las condiciones de producción del pequeño y mediano productor, que espera se vean sus frutos en los próximos meses. Al momento la unidad del Clúster bananero, permitirá afinar las pautas de cada una de las exigencias internas y externas que ojalá nos permitan arribar a buen puerto en este exigente y pandémico 2021.

 

 

suscribete