📣 ANUNCIA CON NOSOTROS

💼DIRECTORIO DE EMPRESAS

📱SERVICIO AL CLIENTE: 0981059848

Julio-Hasing
Compártelo

Entrevista Ing. Julio Hasing Gerente General THARSA

Banana Export .- ¿Ing. Hasing, el Clorpirifós gozaba de una gran aceptación para el control de la cochinilla porque se lo prohibe?

GG Tharsa .- La cochinilla era una de las plagas que se controlaba con bastante efectividad por medio del insecticida Clorpirifós, esto se debe a que el Clorpirifós tiene la particularidad de tener una presión de vapor muy alta. La presión de vapor es un parámetro químico, una característica química que determina con que facilidad un producto se volatiliza en el ambiente. Al tener una presión alta Clorpirifós se volatilizaba con relativa facilidad generando dentro de la funda del racimo una atmósfera donde estaba el ingrediente activo en fase gaseosa, lo que facilitaba la exposición de los insectos en el racimo por inhalación.

 

Banana Export .- ¿Entonces esta característica de la acción del Clorpirifós le significó ventaja en el control de la cochinilla?

GG Tharsa .- Muchos insecticidas que se utilizan para la protección del racimo de banano tienen acción por contacto, es decir el insecto tiene que tocar el insecticida, ingerirlo para intoxicarse con el producto. En el caso del Clorpirifós, este se volatiliza y el insecto no necesariamente tiene que ingerirlo o tocar el insecticida para exponerse a una dosis letal.  Ahora que ya no contamos con Clorpirifós, es mucho mas difícil el control de la cochinilla, porque como el productor conoce el insecto tiene una capa cerosa que hace que la cochinilla sea mucho menos susceptible a insecticidas de contacto.

Banana Export .- ¿Ahora también la cochinilla es llevada por la hormiga que estrategia usar para impedir esta asociación?

GG Tharsa .- Las hormigas lo que hacen es agravar el problema de la cochinilla. Hay una asociación, una simbiosis entre la hormiga y las cochinillas. Las hormigas protegen a las cochinillas y al mismo tiempo se alimentan de lo que secretan las cochinillas. Efectivamente es cierto que si se puede controlar las hormigas también indirectamente se controla la dispersión de las cochinillas. Nuestra apreciación en general es que las hormigas son plagas difíciles de controlar pero que también pueden controlarse por medio de agentes químicos, de allí que el insecticida que uno ponga en el racimo del banano puede tener un impacto en el control de las hormigas que son las que facilitan la dispersión y sobrevivencia de la cochinilla.

 

Banana Export .- ¿El producto que ustedes tienen, que lo están distribuyendo a través de la línea de suministros para las empresas que lo manufacturan las fundas, que ventajas o que eficiencia tienen en el momento de controlar estos insectos plagas?

GG Tharsa .- Es importante entender cuál era la tecnología previa, es decir de dónde venimos para saber a donde vamos. Cuando comienza el uso de insecticidas plásticos para controlar plagas en el racimo de banano como le comenté a mediado de los 70, se utilizaba exclusivamente Clorpirifós, entonces se impregnaba el insecticida en toda la funda con la que se cubría el racimo. A mediado de los 90 empezó el desarrollo de una alternativa que buscaba sustituir a Clorpirifós como un insecticida órgano fosforado adquirió una reputación negativa por ser nocivo para las personas y para el ambiente y este desarrollo culminó en la masificación del uso del insecticida Bifentrina, que es el insecticida que mas se utiliza actualmente dentro del mundo para impregnar las fundas plásticas con que se cubren los racimos. 

Banana Export .- ¿Comparativamente que tan eficaz es Bifentrin?

GG Tharsa .- Desafortunadamente Bifentrin, no tiene la eficacia que tenía Clorpirifós entre otras razones porque es un principio activo que no se volatiliza razón por la cual nuevamente a fines del 90, principios del 2000 a la industria le tocó dar un paso atrás complementar el uso de estas fundas impregnadas con Bifentrina con el uso de unas pequeñas tiras plásticas que se atan al raquis del racimo que están impregnadas con el insecticida Clorpirifós. Lo que sucedió visto en macro es que luego de 30 años de haber desarrollado el Clorpirifós, se pudo bajar la carga química impregnada en los racimos de bananos reduciendo la cantidad de Clorpirifós, que antes se los poníamos a toda la funda ahora solo lo ponemos en los corbatines, pero sustituyendo parcialmente con el insecticida Bifentrina.

 

Bajamos la carga química en general y usamos un insecticida que si bien es cierto como insecticida puro, Bifentrin es tan tóxico como Clorpirifós la dosis a la que se utilizaba para el control de las plagas del racimo del banano era la décima de Clorpirifós, entonces teníamos una nueva exposición de la fruta y del medio ambiente a insecticidas usando la Bifentrina.

Banana Export .- ¿Sin embargo eso no le restaba trazabilidad a la hora de los registros de e inspecciones?

GG Tharsa .- Las tolerancias en los EE.UU., y lo LMR en Europa, fueron definidos en base a estudios a dado que vienen de la época en que se impregnaba Clorpirifós a toda la funda. Personalmente creo que el uso de los corbatines impregnados con Clorpirifós no permite detectar residuos de Clorpirifós en la fruta que superen las tolerancias o LMR que están vigentes hasta noviembre del 2020. No creo que el uso de los corbatines para la fruta vaya a superar esos limites de tolerancia. 

Banana Export .- ¿Entonces porqué razón Europa, optó por no volver a otorgar el registro?

GG Tharsa .- La preocupación en Europa que llevó a que se de esta prohibición era que no se podían definir las cantidades máximas de Clorpirifós que podían ingerir promedio diario madres gestantes para no producir efectos teratogénicos en los fetos. Este un requisito nuevo que se ha dado en estos años como exigencia para la renovación de autorizaciones del uso de los principios activos en Europa. Para usar un principio activo ahora en Europa como Clorpirifós, se debe tener una autorización de las autoridades regulatorias y esta autorización de uso se tiene que renovar cada cierto tiempo, tiene una vigencia temporal, dependiendo del insecticida puede ser 2 años o 10 años. Para renovar estas autorizaciones tiene que haber uno o mas patrocinadores que presenten estudios que llevan a las autoridades de inocuidad alimentaria en Europa, a concluir que los beneficios inherentes al insecticida superan a los perjuicios que hipotéticamente causan a la gente y al medio ambiente. 

Banana Export .- Europa ya tenía la presión de los consumidores y de muchos organismos para que tomará esta decisión

GG Tharsa .- Obviamente como la tecnología va progresando cada año las exigencias de los consumidores va en aumento. Cada vez estos estudios tienen que ser mas exhaustivos y tienen que demostrar de una mejor manera, de una manera mas completa de los beneficios de usar un principio activo pueden ser puesto en una balanza que se incline en mejoras y menores riesgos. En el caso de Clorpirifós, hubo un requisito que no se pudo cumplir, especialmente al demostrar cuál era la dosis a la que se puede exponer a una mujer y a la gestante sin que esto vaya a causar problemas en el desarrollo de los hijos. Este requisito no se pudo cumplir por lo que no se renovó la autorización de uso de Clorpirifós en Europa y después de que se prohibió el uso de Clorpirifós en Europa, obviamente por una vinculación política en las autorizaciones correspondientes a esta molécula eventualmente también se prohibió el encontrar residuos de Clorpirifós en las importaciones agropecuarias de todo el continente.

 

Banana Export .- ¿El desarrollo de nuevas moléculas y de nuevas soluciones para el control de insectos plagas a dónde nos ha llevado? Podemos decir que el mercado ha encontrado el camino, la ruta para darle seguridad al consumidor. ¿Qué los productos que se distribuyen tienen ese beneficio de inocuidad?

GG Tharsa .- Esto no es un tema de blanco o negro. Siempre va a ver la posibilidad de mejorar. Confió en que la tecnología nos va a permitir encontrar productos o maneras de combatir las plagas mas amigables con las personas y con el medio ambiente. El desafío es poder desarrollar estas tecnologías lo suficientemente rápido para poder atender las exigencias de los mercados. Es mi opinión que las exigencias de los mercados evolucionan demasiado rápido, a una velocidad que las empresas que desarrollan las tecnologías de control de plagas no pueden innovar.

 

Para contestar su pregunta qué estamos ofreciendo hoy como industria, estamos ofreciendo, no solamente Tharsa, hay otros jugadores, estamos ofreciendo plaguicidas efectivamente mas amigables con los consumidores y el medio ambiente, pero aun hay muchas oportunidades de mejoras. Nosotros mismos tenemos otros productos en desarrollo que en su momento los haremos conocer al mercado que serán mas amigables con la salud y el medio ambiente, pero si me queda la inquietud de que podamos ir al ritmo de las necesidades, ir lo suficientemente rápido para satisfacer las expectativas de los mercados donde exportamos la fruta.

  
suscribete