📣 ANUNCIA CON NOSOTROS

💼DIRECTORIO DE EMPRESAS

📱SERVICIO AL CLIENTE: 0981059848

Chiquita-Brand-anuncia-cierre-de-operaciones-en-Panama
Compártelo

HUELGA BANANERA DE CHIQUITA PANAMA SE SALDARÍA CON CIERRE DE OPERACIONES

La huelga de brazos caídos de mas de 6000 trabajadores que mantienen las 21 empacadoras de Chiquita Panamá, podría saldarse con el cierre de operaciones de la multinacional en Bocas de Toro.

 

Las largas negociaciones que han sido de muchas horas de tensión en un ambiente hostil con la participación de los representantes de SITRAIBANA, directivos de Chiquita Panamá y funcionarios del ministerio de trabajo, no han logrado destrabar las negociaciones que implican la implementación de tecnologías de vigilancia en el proceso de empacado de la fruta de exportación y otras exigencias que han hecho los trabajadores.

 

Bocas de Toro, en el Distrito de Changinola, es la zona bananera mas importante de Panamá y la huelga de brazos caídos le ha significado a la multinacional haber dejado de exportar aproximadamente 600 mil cajas de banano, aseguran sus directivos irrogando perdidas millonarias a la empresa.

 

Chiquita que ha operado con varios nombres tiene una historia de mas de 115 años, de presencia en territorio panameño dedicada a la producción de banano de exportación para los mercados de los EE.UU., y Europa. En todo ese tiempo también los conflictos de ida y vuelta de la transnacional han sido muy conocidos y siempre se han saldado con la salida de la empresa y la vuelta después de un tiempo.

 

Los periodos de reconciliación de los trabajadores y Chiquita siempre duran lo que dura una luna de miel en un matrimonio. La actual huelga es a consecuencia de las instalaciones de cámaras de video vigilancia en las áreas de producción que los trabajadores consideran invasivas al haber sido fijadas sobre las mesas de empacado lo que los hace sentir acosados y perseguidos tecnológicamente.

 

Francisco Smith, secretario general de SITRAIBANA, el poderoso sindicato de trabajadores bananeros de Panamá ha dicho, que las cámaras han sido objetadas debido a que hay experiencias que su uso ha servido para encontrar faltas a los trabajadores durante el desarrollo de sus actividades y “esto no lo permite el Código Laboral panameño”.

 

Las conversaciones entre las partes los trabajadores y los representantes de Chiquita, que estuvieron secundadas por las autoridades del trabajo se interrumpieron el pasado sábado 3 de abril, por lo que al no haber existido acuerdo llevó a la paralización en las 21 empacadoras de la división de producción de Chiquita, afectando el trabajo de más de 6000 obreros y la interrupción de las exportaciones de cajas a los mercados de la transnacional. De allí se han realizado tres nuevos intentos de diálogos para tratar de llegar a un acuerdo sin que esto hasta el momento se haya dado.

Cámaras no son para vigilar a trabajadores sino para documentar el proceso de producción

La transnacional Chiquita Panamá, lamenta la tergiversación de las labores de las cámaras, equipos tecnológicos que habían sido puestos para documentar el proceso de cosecha hasta que la fruta llega a su destino final. Aseguran los voceros de Chiquita, que esta tecnología ya ha sido implementada en otras divisiones bananeras tales como Honduras, Guatemala y Costa Rica, en fincas, oficinas y puertos sin ningún tipo de oposición por parte de los trabajadores ya que es sobreentendido que la implementación de estos instrumentos tecnológicos es para cumplir los altos estándares de calidad que exigen los mercados.

 

La huelga de mas de 16 días ha tenido un desenlace lamentable para Chiquita, que aduce tener perdidas millonarias al no haber podido cumplir con la entrega de mas de 600 mil cajas de banano. Los trabajadores tampoco resultan ganadores debido a que la transnacional podría cerrar las operaciones panameñas dejando a miles de trabajadores sin empleo.

 

Un espurio comunicado oficial circuló informando del cierre de las operaciones de Chiquita el mismo que no ha sido confirmado por ninguna de las partes. La empresa en los últimos años se ha esforzado por mejorar las condiciones de remuneración y mejoras entregándoles uniformes de trabajo y preocupándose por facilitar el transporte a sus trabajadores. 

Se busca acuerdo de última hora

Pese a un anuncio no confirmado de Chiquita Panamá de cierre de operaciones en las bananeras de Boca de Toro, en horas de la noche del jueves 15 de abril, se había conformado una nueva mesa de diálogo entre Chiquita y representantes de SITRAIBANA. Se conoció que un terció de los trabajadores sindicalizados se presentaron a sus puestos de trabajo.

   
Fuente: Chiquita Panamá /Redacción: Banana Export
suscribete