📣 ANUNCIA CON NOSOTROS

💼DIRECTORIO DE EMPRESAS

📱Contactenos: 0981059848

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Desafíos-de-la-Industria-bananera-en-los-próximos-años-ecuador

Optimismo en sector bananero pese a cifras negativas

Con una caída en picada de -3,8% en el primer trimestre de las exportaciones bananeras del país con relación al 2020, el Clúster Bananero de Ecuador, considera que al final del año esta caída no será importante porque estará mas ligada a las condiciones de producción interna que a la relación del país con los mercados. Incluso consideran que las estimaciones podrían estar entre los 370 y 390 millones de cajas exportadas en el 2021.

 

Hemos tenido un primer trimestre positivo de exportaciones a EE.UU., Cono Sur y África con participaciones del 17,3%, 13,1% y 75,3 respectivamente. En contrapartida los mercados de Europa, Medio Oriente, Asia y otros tienen una caída en algunos casos sostenida desde el 2020. Es el caso de Asía que muestra una caída de -27,9%. Medio Oriente también ha sufrido un retroceso en sus importaciones de -30,5%. En este resultado están pesando las importaciones de Turquía, que desde este año suplirá con producción interna sus compras de bananos a terceros países.

 

El mes de menor demanda de bananos en los mercados ha sido febrero con 32.1 millones de cajas. Históricamente febrero tiene un comportamiento depresivo para las compras de banano en los mercados.

 

En el primer trimestre del 2021 el país ha exportado 104 millones de cajas frente a las 108 millones exportadas en el trimestre del 2020, según cifras presentadas por José Antonio Hidalgo, Director Ejecutivo de AEBE. En este contexto Europa encabeza la tabla de las exportaciones con 36,57% seguida de Rusia con 20,65%. Medio Oriente que este trimestre ha importado menos participa con 11% e iguala a los EE.UU., que tiene una cuota igual con la diferencia de que consolida un crecimiento. África y Cono Sur han sido los dos mercados que muestran los mayores crecimientos: 75,3% y 13,1% respectivamente.

 

Según las apreciaciones de los miembros del Clúster de Banano, la caída del mercado de Asía Oriental preocupa al país y es una tarea del nuevo gobierno debido al boicot arancelario que se tiene con países como Corea del Sur y la misma China. Coinciden la mayoría de sus miembros que se tiene que trabajar arduamente con Comercio Exterior y las oficinas comerciales para desbloquear en la brevedad posible el impedimento arancelario que haría mas competitivo la oferta del país.

 

En opinión del representante de ACORBANEC, Ing. Richard Salazar no han sido pocos los retos que ha tenido que sortear el sector desde la llegada de la pandemia. Algunos de estos han sido cierre de fronteras especialmente en Medio Oriente y Rusia, Intermitencia en los pedidos lo que ha ocasionado cambio de las condiciones de los contratos en precios y volúmenes, disminución de la demanda, especialmente en Asia y Estados Unidos, devaluaciones de la moneda en mercados como el ruso y países de Medio Oriente, como resultado de la caída de los precios del barril de petróleo y sanciones de los EE.UU.

 

Sin embargo, sostiene Salazar, de todos estas cortapisas exógenas y algunas internas el sector mantiene su resiliencia en los mercados manteniendo su rol protagónico como generados de divisas. En el 2020 el aporte habría sido de mas de 3600 millones de dólares lo que lo pone a la cabeza de los productos que dinamizan la economía y sostienen el proceso de dolarización generando plazas de trabajo en beneficio de mas de 250 mil plazas de trabajo directas e indirectamente.

Desafíos de la Industria bananera en los próximos años

El Clúster bananero ha identificado tanto interna como externamente algunos de los grandes desafíos que tienen sus actores para mejorar la competitividad en los mercados. 

Regulación excesiva

En este aspecto aseguran es una actividad maniatada por las regulaciones de todo tipo. Sobre el sector se ciernen muchos organismos de control que maniatan la actividad en vez de dinamizarla.

 

Sostienen los representantes del Clúster Bananero, que vienen trabajando articuladamente por ejemplo en el tema de la presión tributaria. Ejecución del sistema de draw back que permitiría un alivio en los flujos de caja de productores y exportadores, y hacer frente a sus comportamientos financieros. La política de seguridad en puertos y patios de contenedores sin cosos extras a los exportadores, es algo que también preocupa al sector y se trabaja para minimizar estos riesgos.

Desafíos externos de la política bananera

Los mercados nunca la han puesto fácil y es por eso que se trabaja arduamente con una consultora externa en Europa para destrabar algunos de los nudos gordianos, que en los últimos años ha significado los cambios de políticas de la UE., con temas referentes a la inocuidad de los alimentos que tienen serios cuestionamientos y de alguna manera se ha buscado acallar las dudas mediante la legislación de certificaciones.

 

Esto al parecer no es suficiente y la UE., ha planteado otras estrategias como su política verde denominada de la “Granja a la mesa”, algo que los propios parlamentarios europeos como Juan Ignacio Zoido, no esta tan convencido de que se pueda poner en práctica.

 

El tema de los precios incoherentes en un mercado que se vuelve cada día mas exigentes con un número indeterminado de certificaciones que parecen medallas verdes en las frutas cuyo costo se lo cargan al productor y no al consumidor final desequilibran la predica de una responsabilidad compartida que esta en entredicho.

 

En este juego de tronos verdes certificadoras como Rainforest Alliance, han puesto la nota discordante con su nuevo manual de certificación del 2020, que mas bien parece la Gestapo ambiental de una Europa, que por años a estado enviando miles de toneladas de pesticidas a los diferentes mercados pero que ahora quiere enjugar sus manos pidiendo que sus proveedores sean asépticos ambientalmente.

suscribete