ANUNCIA CON NOSOTROS

DIRECTORIO DE EMPRESAS

Contactenos: 0981059848

actualidad-precio-spot-versus-precio-contrato-1

precio spot versus precio contrato

Ecuador es considerado un outsider en el mercado de banano. Un país donde acuden los importadores de banano cuando sus abastecedores básicos no pueden cumplirles. Generalmente las desgracias climáticas en Centroamérica o Colombia, que se han vuelto recurrentes nos ponen en la mira de los compradores internacionales para cumplir sus contratos lo que crea el escenario propicio en nuestro medio para la venta spot.

 

Por años el bicicleteo de la temporada alta versus la temporada baja han permitido precios promedios del spot honrosos frente al precio de la caja de contrato, salvo unos pocos años que han sido coincidentes también con eventos climáticos fuertes en nuestro medio que esta máxima no se ha cumplido.

 

Sin embargo, esta práctica del mercado que en los últimos años también ha sido copiado por productores independientes de Colombia, Honduras, Guatemala, que tienen una estructura productiva más cerrada, es una herramienta de mercado que no está contemplada en la Ley del Banano, por lo que la torna ilegal, aunque es mayoritariamente tolerada por las autoridades de control del MAG.

 

Al momento se debate una nueva Ley del banano, la existente tiene una vigencia de más de dos décadas y es considerada por la mayoría de los exportadores como obsoleta y maniateadora del mercado, algunos incluso la han llamado camisa de fuerza. Sin embargo, en esta nueva Ley tampoco estaría incluido el spot como forma de comercialización alternativa. Los pequeños y medianos productores son los que mayoritariamente se oponen por considerarla liberadora de las fuerzas de un mercado, que a toda vista sería un caballo desbocado afectando a los miles de productores de la industria.

 

Argumentan los productores que si bien existen 260 empresas exportadoras registradas son solo un puñado de estas que no llegan a 10, las que tienen las riendas del negocio de exportación y si con la Ley parecieran actuar como un cartel con la liberación del PMS los precios de las 52 semanas caería por debajo de los costos de producción afectando el umbral de rentabilidad que exige mantenerse en la producción de la musácea.

 

La Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador, AEBE, gremio que registra 48 socios exportadores entre los que se encuentran las principales comercializadoras se ha pronunciado a través de sus voceos la presidente del Directorio, Ing. Marianela Ubilla y de su director ejecutivo, Ing. José Antonio Hidalgo, por la formalización de los contratos como garantía de una estabilidad en el mercado en un ganar y ganar de todas las partes.

 

Por su parte el vocero de la Asociación de Comercialización y Exportación de banano, Acorbanec, Ing. Richard Salazar, se ha pronunciado en varios foros y medios de prensa porque se libere al banano de la fijación de un PMS, por considerar que la mayoría de los mercados prefieren dejar a la libre y oferta la regulación del precio del banano.

 

Los cabildeos para que la Ley del banano sea reformada se han dado al más alto nivel de los asambleístas de la Comisión de la Soberanía Alimentaria y Desarrollo del Sector Agropecuario y Pesquero, que en el mes de febrero y marzo entrevistó a varios actores de la cadena para puntualizar las reformas que busca el sector.

 

Sin embargo la posición de los productores cuya vocería la tiene la Federación Nacional de Bananeros, Fenabe, recientemente legalizada por lo que es una corporación de derecho, su presidente el Arq. Franklin Torres, se muestra contrario al cambio del estatus de la Ley y más bien boga por que se apliquen las sanciones a los reiterados incumplimientos del sector exportador. En la práctica los productores también han caído en el incumplimiento de la Ley y una gran mayoría le apuesta a la lotería del spot como una forma de comercialización alternativa. El ejemplo más claro ha sido el 2023, que los productores se han negado a firmar contratos.

 

El tema duro de esta apuesta puede llegar antes de lo esperado. Si los precios no reaccionan al alza entre la semana 14 y la 20 tendrían una temporada baja marcada por precios por debajo del PMS, lo que licuaría las ganancias obtenidas del spot alto de la actual temporada con lo que se abriría el debate entre que es lo mejor: firmar un contrato de todo el año o vivir a sobresalto pendiente del precio de oportiunidad del spot unas pocas semanas.