📣 ANUNCIA CON NOSOTROS

💼DIRECTORIO DE EMPRESAS

📱SERVICIO AL CLIENTE: 0981059848

lluvias-mantienen-en-vilo-la-produccion-bananera-1

POR: KLEBER EXKART

Compártelo

LLUVIAS MANTIENEN EN VILO LA PRODUCCIÓN BANANERA

De la alegría han pasado a la preocupación los productores bananeros. Las intensas lluvias de los últimos días en todos los sectores del país han empezado a pasar factura en las partes bajas de la geografía costera donde se han sembrado banano a riesgo de perderlas. Hay recomendaciones expresas y hasta creo normativas del MAG, respecto a sembrar en estas zonas de alto riesgo, especialmente en las épocas invernal por la crecida de aguas que lo arrasan todo.

 

Hemos venido expresando con bastante reiteración en nuestras emisiones del noticiero Banana Export, que no todo es del comportamiento climático. La caída de hasta 100 milímetros de lluvia podría ser normal en un invierno copioso, pero no es para que la naturaleza nos ponga de rodillas si es que tuviéramos la infraestructura adecuada. No solo debemos pensar en el drenaje de las bananeras que, gracias a Dios, la mayoría están en buen estado.

 

El problema esta en la sedimentación de la mayoría de los ríos de la costa ecuatoriana. La ausencia de un organismo que se encargue del dragado de los ríos a traído como consecuencia que estos al momento estén llenos de arena, piedra, basura plástica, desechos de construcción y otros elementos que prácticamente han matado los cauces impidiendo la fluidez de las aguas lluvias en la época invernal.

 

Entonces el tema no son las lluvias, estas hasta cierto punto son normales como en cualquier invierno, no son diluvios, es solamente la atmósfera nubosa cargada de CO2, descargando vida, alimentando al suelo con agua nitrogenada que primero no la sabemos aprovechar y segundo no nos preparamos para su llegada.

 

¿Dónde están las autoridades del MAG? ¿Qué planes presentan para mitigar los efectos de un invierno parecido a un Fenómeno de El Niño? Aproximadamente desde la década del 90 no se conoce de ninguna acción municipal o gubernamental por enfrentar la responsabilidad de la viabilidad fluvial. Antaño los ríos cuando eran totalmente navegables los inviernos eran muchos mas fuertes y no había el problema de las inundaciones. Incluso Durán, acoderaba barcos de gran calado para el embarque de banano algo que en estos momentos es imposible.

 

La verdad se dicha la mayor parte de los ríos y afluentes se encuentran sedimentados, casi haciendo piso con el nivel del suelo exterior, las aguas no encuentran el cauce, han perdido su camino natural. La avenida de las aguas esta perdida por esta razón las corrientes de aguas se desbordan y llenan los sembríos poniendo en riesgo la inversión de los productores.

 

¿Cuándo entenderemos esto? Seguiremos echando la culpa a la naturaleza de la torpeza humana. Siempre diremos que el invierno ha sido fuerte. Es hora de que se conforme un comité de vialidad de los ríos para emprender el dragado de los ríos de la costa desde la provincia de Los Ríos hasta el Guayas. Igualmente, por la parte sur, debe hacerse la tarea de dragar el Jubones y sus afluentes; estos ríos necesitan que se les devuelva su ímpetu, su majestuosidad si no siempre estaremos lamentando las inundaciones.

suscribete